Saca al Sherlock Holmes que vive en tí e investiga la competencia

No importa qué tan grande o chico sea tu emprendimiento, debes tener en claro antes de lanzar tu negocio contra quiénes competirás. No necesitas hacer un mega estudio de mercado pero sí estudiar y analizar algunos aspectos que serán claves a la hora de montar tu tienda.

Muchos especialistas en marketing hacen hincapié que cuando se trata de negocios muy innovadores, los análisis de competencia pueden quedar obsoletos por la novedad del servicio o producto que ofrecen y el esfuerzo debe centralizarse sobre todo en la validación del producto por parte del cliente y no en la posible competencia. Sin embargo, tener un panorama de tu competencia podrá darte más información sobre cómo posicionarte mejor.

1.Haz un listado para saber con quién compites realmente:

nunca subestimes a tus posibles competidores, incluso aunque tu primera impresión sea que no entran en la categoría como tal, siempre conviene identificarlos y saber quién está haciendo las cosas bien, quién no y cuáles son las tendencias del mercado. Puedes hacer un cuadro comparativo de los aspectos que son más importantes para tu negocio y que debes conocer de tus competidores:



  • Precios. ¿A cuánto venden?
  • Clientes. ¿Qué perfil de personas les compran?
  • Reputación ¿Qué dicen sus clientes sobre ellos? (puedes revisar en las reseñas de Google, las calificaciones de Facebook o bien los comentarios en sus posteos de redes sociales).
  • Plataforma de pagos ¿Cuenta con métodos de pago con tarjeta de crédito, débito o posibilidad de financiación?
  • Logística de los envíos ¿Cuenta con envíos internacionales? ¿Cuánto tiempo promedio de entrega? ¿Tiene envío gratuito? ¿Cuenta con la opción de envío express o de retiro en tienda?
  • Locales físicos ¿Venden únicamente de forma online o cuentan con un showroom o tienda física?
  • Antigüedad ¿Hace cuánto tiempo está funcionando? ¿Creció con el tiempo?
  • Renovación de Stock ¿Cada cuánto renuevan su stock online?
  • Comunidad ¿Cuántos seguidores tiene en sus respectivas redes? ¿Los usuarios interactúan con la marca?
  • Estrategia de marketing y redes sociales. ¿Tienen una inversión alta en pauta publicitaria? ¿Utilizan blogueros o influencers para promocionar su marca? ¿realizan concursos u otro tipo de estrategias para promocionarse? ¿Tienen una estrategia de contenidos en redes pensada para empatizar con sus clientes?

2. Visita las webs y redes sociales de tus competidores:

si tu negocio será exclusivamente online, debes hacer un estudio en profundidad de los sitios webs de tus competidores, eso incluye estar atento a variables adicionales como el diseño, la usabilidad, los seguidores en redes sociales (considera cuáles son las más relevantes), saber cómo están rankeadas (para esto puedes utilizar el ranking Alexa, que te arroja el posicionamiento de la página según la relevancia mundial) y analizar sobre el posicionamiento SEO (Search Engine Optimization) se refiere al proceso de mejora continua que se realiza sobre una palabra para alcanzar la mejor posición posible cuando alguien busque contenidos, servicios, ofertas o información de algún producto que se relaciona con nuestro negocio.

Las redes sociales pueden darte información interesante de la relación de tus competidores con sus clientes, qué dicen sobre ellos, cómo se relacionan, qué nivel de interacción tienen, etc.

3. Analiza a los líderes del mercado:

por más que parezcan lejanos a tu competencia, dedica un tiempo a revisar cuáles son las empresas líderes del mercado y qué estrategia comercial están implementando. Te permitirá tener un panorama de las últimas tendencias, ver qué implementaciones y novedades están ofreciendo a los usuarios y saber cómo están manejando la relación con su cliente.

4. No olvides la competencia indirecta:

hay dos tipos de competidores, los directos que ofrecen los mismos productos que comercializarás y los competidores indirectos, que venden productos o servicios alternativos.

Una vez que hayas recopilado toda la información sobre tus competidores, anímate a realizar algunas conclusiones a modo de síntesis, para que puedas identificar qué oportunidades y fortalezas tienes dentro del mercado y cuáles son aquellas debilidades que pueden ser un factor negativo en tu empresa.